Questo sito si avvale di cookie utili alle finalità illustrate nella Privacy Policy
Scorrendo questa pagina, cliccando su un link o proseguendo la navigazione in altra maniera, acconsenti all’uso dei cookie.

2007 08 30 * El Clarin (quotidiano argentino) * La UE investiga los beneficios impositivos que Italia da a la Iglesia 

http://edant.clarin.com/diario/2007/08/30/elmundo/i-02701.htm


ALGUNOS EURODIPUTADOS CREEN QUE VIOLAN EL DERECHO COMUNITARIO
Pidió explicaciones a Italia por los cuantiosos beneficios fiscales del Vaticano.

Los contrastes estaban ya en el centro del escenario, pero desde ayer han dado un notable salto hacia el escándalo. La Unión Europea decidió pedir explicaciones a Italia sobre los cuantiosos beneficios fiscales que recibe la Iglesia Católica, que según denuncias de eurodiputados laicos, marcados como "notoriamente anticlericales", serían ayudas ilegales para el derecho comunitario.Mientras el Vaticano se limitó a informar que nada tiene que ver con esta controversia, la Conferencia Episcopal Italiana reaccionó ayer con un comunicado en el que recuerda que "la Iglesia hizo y hace mucho para ayudar a las poblaciones, tanto en Italia como en Europa" y que "esto debería ser considerado con mucha atención para no caer luego en posiciones prejuiciosas de tipo ideológico.
La Iglesia italiana recibe ya una montaña de dinero proveniente del sector impuestos. En la declaración de réditos, cada ciudadano puede descontar el 8 por mil para destinarlo a su confesión religiosa o donarlo al Estado para que haga obras de bien. En un país de gran mayoría católica, la Iglesia se queda con la mayor parte de la torta. El 
Corriere della Sera de Milán informó ayer que en 2006 fueron a parar a los cofres eclesiásticos 930 millones de euros, casi 1.300 millones de dólares.
Además, cada ciudadano puede detraer de su declaración de réditos hasta 1.000 euros para donar a la Iglesia, que tiene un patrimonio impresionante en Italia: más de 100 mil inmuebles, que incluyen 25 mil parroquias y dos mil hospitales y casas de cura exentos del pago del impuesto inmobiliario.
Durante el gobierno conservador de Silvio Berlusconi, los inmuebles propiedad de entes eclesiásticos fueron eximidos de pagar impuestos "aunque estén destinados a actividades comerciales". El "regalo" superó los 700 millones de euros anuales. 
El gobierno de centroizquierda del primer ministro católico Romano Prodi prometió reparar y emitió un decreto que obliga a abonar impuestos por los inmuebles de la Iglesia en los que se realiza "actividad exclusivamente comercial". Por tanto, la reparación fue solo a medias: "basta que haya una mínima estructura destinada al culto para que se aplique la exención", señala el diario.
Las autoridades de la Unión Europea en Bruselas niegan que haya en ellos "falta de respeto por la Iglesia". Pero la comisaria de la Competencia, Neelie Kroes, está obligada a investigar si hay denuncias de que se violan las leyes comunitarias.
Diputados y dirigentes de partidos centristas ex democristianos aliados a Berlusconi afirmaron que las denuncias provenían del partido Radical, protagonista de todas las batallas por los derechos civiles contra la Iglesia como el divorcio y la ley del aborto. El autor de la denuncia es un diputado al Parlamento europeo llamado Maurizio Turco, del grupo radical-socialista de "La Rosa en el puño" que con el abogado Alessandro Nucara y el fiscalista Carlo Pontesilli, ambos centristas, hicieron un estudio y encontraron zonas de ilegalidad en las exenciones que goza la Iglesia.